martes, 18 de mayo de 2010

"Borges", de Adolfo Bioy Casares (I)


1951

Sábado, 22 de septiembre. Come en casa Borges. Me comunica este palíndromo, de su invención: “Sapos, oíd, el rey ayer le dio sopas”.


1952

Jueves, 21 de febrero. Para la Antología Pornográfica, transmitida por Borges; a Borges, por Alejandro Sirio:

La señora de Pérez y sus hijas
comunican al público y al clero
que han abierto un taller de chupar pijas
en la calle Santiago del Estero.


Viernes, 14 de marzo. Según Borges, a veces, cuando están comiendo en casa de Bullrich, la señora Bibiloni, balbuceando vaga y babosamente, con gran debilidad, empieza a decir: “Yo soy tan inteligente, tan genial, que no me pueden comprender, usted sabe…”. Entonces el marido, con voz recia y grave, pregunta: “¿Un durazno Borges? ¿Más uvas?”.


1955

Viernes, 14 de enero. (…) Dabove – o Fernández Latour habla de un gobernador de Martínez de Hoz, que se atrincheró en La Plata contra un posible ataque del gobierno central, el jefe de fuerzas explicaba: “Por aquí no pueden entrar porque tenemos el piquete, por aquí tampoco porque están las ametralladoras; etcétera”. Martínez de Hoz preguntó: “¿Y por esta calle?”. “No –le contestaron-, por esa calle no, porque es contramano.” Borges imagina a un hombre perseguido por un oso que de pronto empieza a gritar, para detenerlo: “¡Contramano! ¡Contramano!”.








"Borges", Adolfo Bioy Casares, edición al cuidado de Daniel Martino, Ediciones Destino, Colección imago mundi, 2006

No hay comentarios: