domingo, 17 de agosto de 2014

Notas breves sobre Cortázar (1)

Pensaba en “La continuidad de los parques” de Julio Cortázar. Recuerdo de manera muy particular lo que sentí la primera y borrosa vez que leí este cuento. Me dije para mi mismo: este escritor es un embustero. Pienso en esto que sentí y supongo que era porque yo esperaba leer un cuento, y que el cuento relatara una historia, y listo, pero su literalmente increíble final, vino como a decirme ché, acá estoy yo, el escritor, estoy dentro del cuento y te estoy diciendo algo



Desde ahí en más, siempre leo buscando al escritor que se esconde entrelíneas, trabajo que a veces hace fastidiosa la lectura y el sencillo placer de leer. En ese sentido, el cuento bien podría llamarse "La manzana podrida", por el contagio que aún ejerce con todas mis lecturas.



Así me hizo caer Julio Cortázar en la trampa, con un cuento muy breve, un relojito con pocos elementos, el giro sorpresivo y final. Y, en verdad, cada vez que vuelvo a leerlo, recostado en mi suave sillón verde, me preocupa la posibilidad de terminar asesinado.

 

No hay comentarios: